UNA OPORTUNIDAD DE FUTURO

Los principales centros industriales de Martos y Mancha Real se verán directamente beneficiados por la autovía

La nueva infraestructura viaria que atraviesa el interior de la provincia de Jaén y une las localidades de Úbeda y Baeza con la capital constituye una oportunidad para el desarrollo socioeconómico de las ciudades medias ubicadas en la traza y para el entorno rural de la provincia.

La continuidad por autovía entre los más de 75 kilómetros que discurren entre Úbeda y Martos beneficia directamente a un total de 240.000 habitantes y acorta los tiempos de recorrido en un 40%, casi la mitad. La distancia entre Úbeda y la capital se hace en la actualidad en 28 minutos. Esto se debe a que el nuevo trazado mejora en su conexión con Jaén y reduce 2,5 kilómetros el recorrido que hacía la carretera convencional A-316. Pero sobre todo, se mejora sustancialmente la velocidad media con respecto a la carretera anterior y se favorece de manera decisiva las condiciones de seguridad vial en la ruta.

Una infraestructura de gran capacidad, con una calzada para cada sentido, reduce sustancialmente las posibilidades de accidente de tráfico, que se producen en la mayoría de los casos en carreteras secundarias y con motivo de adelantamientos mal efectuados. Además, se ha medido la regularidad del firme de carretera y los parámetros de comodidad en la conducción arrojan una puntuación muy por encima de la media nacional.

La nueva infraestructura viaria facilita la movilidad de las personas y acerca las comarcas de Las Lomas y Mágina al área metropolitana, incidiendo muy positivamente en el desarrollo económico y social de la provincia. El transporte de mercancías mejora en la ruta que proviene de la Costa del Sol y Costa de Granada y se dirige hacia el Levante por Jaén.

Los principales centros industriales de Martos y Mancha Real se verán beneficiados de manera muy directa por la nueva autovía. En general, la provincia de Jaén se dedica fundamentalmente al cultivo del olivar. La infraestructura atraviesa un paisaje con más de medio millón de olivos a ambos márgenes de la ruta. En estos polígonos se ha desarrollado una actividad relacionada con la producción del aceite: cooperativas de productores, almazaras, extractoras de orujo y envasadoras. Toda esta actividad industrial está ligada al transporte de mercancías y al desarrollo de las infraestructuras.

Además, en el polígono industrial de Martos hay otro tipo de actividades relacionadas con al industria automovilística, ligadas al metal, industria química, de cerámica, prendas de vestir y muebles de madera, entre otras como el centro tecnológico del plástico.

En Mancha Real, la nueva infraestructura beneficia de manera muy directa al polígono industrial, ya que ha dejado libre de tráfico de medio y largo recorrido a la A-316 que da servicio al polígono. En este polígono la actividad económica está muy repartida, ya que hay actividades relacionadas con al olivicultura y la industria oleícola, muy desarrolladas; la industria del mueble de madera, en fuerte crecimiento, la industria de aperos y maquinaria agrícola y la fabricación de ordenadores que, en su conjunto, hacen de esta localidad una de las más dinámicas de la provincia.

Infraestructuras

A-316 Autovía del Olivar

Mención aparte merece el desarrollo social y turístico de la provincia de Jaén, que se eleva de manera exponencial con la puesta en servicio de esta nueva infraestructura. Con este recorrido, que se hace en 28 minutos, surge un nuevo paquete turístico que ofrece al visitante los cascos históricos de Úbeda y Baeza, en la misma oferta que te invita a visitar la Catedral de Jaén. Además, el Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas se acerca sustancialmente a la capital; y el Parque Natural de Sierra Mágina encuentra varias vías de entrada desde la nueva infraestructura.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *