La autovía ha permitido documentar restos arqueológicos desde la época prehistórica

Las intervenciones arqueológicas, llevadas a cabo durante la construcción de la autovía, han supuesto una inversión cercana a los 2 millones de euros

No es de extrañar la aparición de restos arqueológicos durante la ejecución de las obras de infraestructuras. La aparición de estos restos no es casualidad, sino que se debe a que el hombre recurre desde milenios a sitios estratégicos para la ubicación de sus construcciones y asentamientos.

Por tanto, la aparición de restos arqueológicos durante la ejecución de las infraestructuras no tiene por qué relacionarse con el retraso y, a veces, la paralización de las obras. Una correcta planificación y desarrollo de la actividad arqueológica forma parte del proceso de la obra y, todavía más, la ejecución de la infraestructura se convierte en una oportunidad de conocer el pasado patrimonial del territorio en el que se ubica la obra pública.

Infraestructuras

A-316 AUTOVÍA DEL OLIVAR. Principales intervenciones arqueológicas

El trazado de la Autovía del Olivar desde Úbeda a Jaén se viene utilizando como vía de comunicación desde tiempo inmemorial, por lo que en este corredor es lógico que se ubiquen restos de construcciones antiguas y de comunidades que se asentaron en esta zona de colinas y valles del Alto Guadalquivir.

Desde las primeras fases de definición del proyecto de construcción de la autovía, se han incorporado los aspectos medioambientales y, particularmente, aquellos relacionados con la conservación del patrimonio histórico y cultural que existe en el entorno, sabiéndose de antemano la enorme riqueza histórica, patrimonial y cultural del territorio por el que discurre la autovía.

La primera medida adoptada se realiza en fase de proyecto, realizando una prospección arqueológica en superficie de la banda de afección de la autovía, con el objeto de localizar yacimientos y concretar las medidas que debían aplicarse en las fases posteriores de la actividad constructiva. Con los resultados de esta primera labor se determinan una serie de trabajos que van desde las intervenciones concretas hasta la obligatoriedad de llevar a cabo un control arqueológico durante toda la fase de desbroce y movimiento de tierras superficial. En algunos casos este control ha dado un resultado negativo, por lo que las obras han continuado sin incidencias. En otros tramos, se ha desarrollado una intensa actividad arqueológica que ha permitido conocer asentamientos de periodos como el calcolítico en la “Venta del Rapa” o neolítico medio en el “Cerro de los Vientos”. Es en esta zona cercana a Puente del Obispo donde se han superpuesto distintas civilizaciones, desde la prehistoria hasta nuestros tiempos.

En la construcción de la Autovía del Olivar se han puesto todos los medios necesarios para una correcta documentación de los restos hallados durante las obras. Se han invertido un total cercano a los dos millones de euros y se han empleado las últimas tecnologías para su estudio: Carbono 14, termoluminescencia, análisis químicos de residuos, análisis carpológicos, etc, que han agilizado las prospecciones y han dado mucha mayor precisión que las técnicas empleadas tradicionalmente.

Buena parte de los trabajos de la autovía se han realizado en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén y gracias al trabajo de un grupo de arqueólogos técnicos especializados, que no solo han colaborado en la fase de movimiento de tierras, sino en la excavación de los distintos yacimientos arqueológicos que se ubican a lo largo del trazado.

Puedes descargarte aquí un INFORME TÉCNICO sobre las intervenciones arqueológicas.

En el siguiente álbum te enseñamos los principales restos arqueológicos documentados en la traza de la Autovía del Olivar:

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *